Bolso Mochilero


Cargar Mas

Y de verdad es gracioso darme cuenta de que algunos incluso me imaginan piojoso y comiendo bichos raros en la jungla, o caminando en sandalias por las calles mientras pido limosna. Estuve desde los inicios de los mochileros en internety esta es la conclusión que he obtenido desde la experiencia, conociendo viajeros y viviendo en persona el universo de los mochileros.No solo tienes mochila de por vida, sino que gracias a las asas, el cinturón del pecho y los asideros de la cintura regulables que tiene, la hace comodísima de llevar.

La mejor oferta de Bolso Mochilero

Además la mochila Osprey posee un acolchado interno idónea para el transporte de portátiles y otros enseres tecnológicos que te pueden acompañar durante el viaje.org (archicopiados por todos lados) y puedes buscar muchísimos más entre el sitio web, las redes sociales y el canal de viajes. Así es, los bolsos están hechos a partir de fibras textiles igual que la ropa, por lo que la mayoría de ellos podrán meterse en la lavadora. Para terminar, lee las indicaciones que aparecen en la etiqueta de cuidado, ¡y listo! A continuación, te contamos cómo tratar bolsos de los tejidos más habituales. Su limpieza no implica ninguna dificultad, pues es un tejido resistente a las altas temperaturas y a los centrifugados largos. En la lavadora puedes seleccionar el programa Algodón o Algodón Eco, y si no tienes uno especial, puedes usar uno de hasta 90ºC.

Mejores precios de Bolso Mochilero

En cualquier caso, antes de lavar comprueba su composición en la etiqueta, pues en muchas ocasiones el algodón se mezcla con otros materiales que pueden no soportar temperaturas tan elevadas. Después, vierte ¼ de taza de jabón de Castilla (hecho a base de agua, sosa y aceite de oliva) en el cajetín. Cuando haya acabado, saca el bolso lo antes posible para que la piel no esté demasiado tiempo en contacto con la humedad. Para que quede como nuevo, vuelve a darle su forma y aplícale un producto específico para devolverle el brillo al cuero y protegerlo. Si no la tiene, haz una prueba aplicando el detergente que vayas a usar sobre una pequeña parte de la mochila, y si reacciona bien, ¡adelante!  Antes de nada, asegúrate de que está completamente vacía. Son tejidos muy resistentes que pueden lavarse hasta 60ºC, y que eliminan las manchas muy fácilmente sin perder la apariencia del primer día.