Esp32 Wifi Mesh


Cargar Mas

Las redes Wifi de casa pueden suponer una pesadilla para muchos consumidores que, por la cantidad de dispositivos ya conectados a ellas en su hogar, o bien por el tamaño, configuración y particularidades de su casa, ven como tienen continuos problemas de conectividad. Te contamos cómo funcionan y por qué puede en muchos casos puede que sea la solución ideal para tener mejor Wifi en casa. Y con ese crecimiento de dispositivos, pese a disponer de una conexión de fibra óptica de nivel, la red Wifi de casa puede acabar funcionando cada vez peor en hogares donde el tamaño de la casa es considerable o hay muchas estancias.

La mejor oferta en Esp32 Wifi Mesh

Las soluciones más usadas en la actualidad para revertir esa situación recurren a sistemas PLCs, un router más potente o con más antenas, y sobre todo repetidores o extensores de red, principalmente por su coste asequible. Sin embargo el problema permanece en muchos casos o el funcionamiento global no es el que esperábamos. Básicamente una red Wifi de tipo mesh o mallada es una red compuesta por un router/estación base y sus satélites o puntos de acceso que se comunican entre ellos para conformar de cara al usuario una única red Wifi con el mismo SSID y contraseña. Para empezar, los repetidores no se comunican todos ellos entre sí sino que lo hacen habitualmente solo con el router. En el caso de las redes Wifi mesh, su punto fuerte está precisamente en la gestión avanzada de los elementos de la red. Las redes Wifi mesh calculan a qué nodo/satélite es mejor que nos conectemos en cada momento según el estado de otros nodos, los dispositivos conectados, la distancia a cada uno de los satélites, potencia de la señal y otros muchos factores, de forma completamente transparente al usuario, el cual no tiene que preocuparse de a qué nodo está conectado.

La mejor oferta en Esp32 Wifi Mesh

Así, aunque un nodo o AP cayera, en una red mesh no perderíamos la señal porque el sistema automáticamente derivaría el tráfico hasta nuestro dispositivo por otros nodos de la red, los cuales se pueden conectar a cualquier otro nodo de la red mallada. En esa indecisión se producen pequeños cortes e incluso saltos continuados entre repetidores o repetidor y router que son los que acaban con la paciencia de los usuarios que habían hecho una importante inversión en dispositivos que no acaban de mejorar la red Wifi de casa. Esa configuración intuitiva lista para usar, y que el sistema se encargue de buscar por nosotros la mejor manera de tener la señal más óptima en todo momento, son las grandes ventajas de las redes wifi mesh o malladas. No se parecen en nada a los routers clásicos, y los puntos de acceso extras, que podemos ampliar en cualquier momento, no requieren más que un cable de alimentación. Actualmente, los sistemas de redes WiFi mesh tienen un precio más alto que los routers o combinación de router+repetidores equivalentes en prestaciones, pero insistimos en que, dependiendo del caso, nos aseguran un funcionamiento más optimizado y mejor cobertura de zonas oscuras de casas grandes o complicadas para las redes Wifi clásicas.