Galaxy Watch Active 3


Cargar Mas

El surtido es bastante abundante y es probable que demos con una o varias que encajen en nuestro uso, pudiendo cambiarla fácilmente según nos convenga. Para entrenamientos de cardio en general (de Les Mills o similares) tendremos que recurrir a Otro ejercicio o Circuito de entrenamiento si es algo más tipo HIIT o alguna tabla, o bien ir cambiando según el tipo de entrenamiento que hagamos. Además, y para mejorar la fiabilidad de los diagnósticos, es posible agregar síntomas (mareo, nauseas, fatiga, etcétera) a las mediciones tomadas por el reloj, para generar informes que posteriormente podrás analizar y, si lo consideras necesario, compartirlos con tu médico de cabecera o cualquier otro profesional del ámbito sanitario.

Lo mejor de Galaxy Watch Active 3

Este último punto es muy interesante para una era post-iPhone en la que puedes dejarte el teléfono en casa para determinadas cosas. Además, hemos tenido algún bug como el que la app indicase que el reloj estaba en modo de ahorro de batería cuando no era así (modo que ni siquiera permite hacer copias de seguridad), sin poder hacer otra cosa con ella hasta que caímos en activar y desactivar este modo en el Watch (y la app se recuperó, mágicamente). En este caso, por cierto, parece más adecuada la opción de Circuito de entrenamiento para el recuento de kilocalorías quemadas. Quizás no encontremos actividades tan concretas como Body Pump, pero podemos encontrar ejercicios como sentadillas o zancadas que se hacen en muchos entrenamientos y la verdad es que la detección es muy acertada. Si queremos finalizarlo tendremos que hacer lo mismo, pero pulsando el botón que aparece para dicho cometido. Bisel con un acabado mate a conjunto que los botones, que quizás son lo que más choca en la estética al ser mucho más llamativos y protuberantes que en los anteriores modelos.

La mejor oferta en Galaxy Watch Active 3

La pantalla es excelente tratándose de un dispositivo tan pequeño y compacto, si bien el bisel tampoco ha supuesto una mejora patente en la interacción (normalmente no necesitamos hacer scroll tanto ni tan rápido y hemos acabado haciendo swipe). La media es de unas 48 horas, en función de si hemos monitorizado algún ejercicio y del uso en general que le hayamos dado. Como en anteriores versiones del sistema para wearables de Samsung, disponemos de un cajón de apps al que se accede con el botón de inicio y partimos de una pantalla de inicio con la esfera que venga o que hayamos seleccionado, a lo que se suma la pantalla de accesos rápidos (configurable desde la app) y los widgets y notificaciones según a qué lado movamos el bisel o hagamos swipe. No cambia el surtido de estiramientos o sentadillas, y el recuento sigue siendo algo más exigente en este último caso.