Huawei Mate 20 Pro


Cargar Mas

El cristal domina todo el diseño, sobre todo en la parte trasera en la que encontramos la seña de identidad del dispositivo. Ya que hablamos de construcción, un matiz: el Huawei Mate 20 tiene certificación IP53, mientras que el Mate 20 Pro tiene IP68. En esa construcción Huawei ha utilizado una capa con una textura especial llamada Hyper Optical Pattern que permite obtener mejor agarre y mayor resistencia a las huellas.

La mejor oferta en Huawei Mate 20 Pro

Aparte, poder aplicar efecto bokeh y filtros entre los que no falta B/N, se incluye un opción para seguir objetos en movimiento y realizar su seguimiento, algo en lo que tiene que ver la IA del Huawei Mate 20 Pro. El ofrecido por el Huawei Mate 20 Pro es estéreo y, una de las curiosidades, es que uno de los altavoces integrados esta en el puerto USB tipo C. Eso sí, una excelente opción ya que mientras se carga el smartphone es posible seguir escuchando música, y con una notable calidad. Además, la pantalla del terminal es de una muy buena calidad y ofrece posibilidades muy poco vistas y que no son precisamente de cara a la galería. No es un móvil pequeño, de hecho me cuesta manejarlo con una mano, pero teniendo en cuenta que su pantalla tiene una diagonal de 6,3 pulgadas resulta sorprendentemente cómodo y su peso, aunque no puedo calificarlo de ligero, no resulta molesto. El nuevo Kirin 980 ya la pudimos conocer en la pasada IFA, lugar donde el fabricante dio a conocer las especificaciones técnicas de su nuevo cerebro octacore a 2,6 GHz y doble NPU con la que otorgar al terminar con una doble inteligencia artificial.

La mejor oferta en Huawei Mate 20 Pro

Me recuerda un poco a algunas tiendas de teles donde suben la saturación a tope para conseguir ese efecto wow; no es fiel a la realidad, pero hay que reconocerle que el resultado final es muy llamativo a la vista. La app de cámara es mejorable por la saturación de opciones, pero la versatilidad que ofrece todo el conjunto fotográfico no ha pasado desapercibida en este tiempo y estoy segura de que la voy a echar mucho de menos, principalmente por ese zoom que combina tele y gran angular. Son bastante intuitivos y hay alguna opción algo más escondida, como la activación/desactivación del notch, pero son bastante completos teniendo en cuenta lo que ofrece Android en su versión stock. Pero al contrario de lo que ocurrió con su buque insignia a principios de año, además de una pantalla de gran tamaño esta vez el modelo estándar también incorpora tres lentes en la parte trasera. El Huawei Mate 20 es un móvil con una generosa pantalla de 6,53 pulgadas pero el trabajo de compactación es excelente. Tenemos un terminal equilibrado y muy cómodo en mano pese a su tamaño, pero no destaca especialmente por ser fino y estilizado. Mientras que normalmente la introducción del ‘notch’ suele considerarse como un paso atrás a nivel estético, en este caso la molestia es mínima y es justo el espacio necesario para colocar la cámara frontal, el LED de notificaciones y poco más. El rostro queda igual se active o no, con lo positivo de que no hay un sombreado dramático que a veces vemos con el disparo múltiple en la cámara frontal. Con el Kirin 980 también llegan mejoras a nivel de conectividad pero pese a tener buenos resultados, es otra de esas mejoras difíciles de apreciar durante el día a día. Nos hubiera gustado ver una renovación más importante en la aplicación de cámara, pero entendemos que eso quedará para principios del año que viene.