Microcadena Segunda Mano


Cargar Mas

Incluye reproductor de CD, reproductor de vinilos, doble pletina para los clásicos cassettes, radio, y además es compatible con MP3. El puerto USB, la ranura SD y el lector de CD reproducen directamente formato MP3, y gracias a su mando a distancia podrás cambiar de canción desde el sofá. El sistema cuenta con función de grabación en cassettes y copia a gran velocidad, por lo que también te permitirá pasar toda tu colección de música a formatos digitales.

La mejor oferta de Microcadena Segunda Mano

Marantz MCR510 es un equipo compacto de altas prestaciones o lo que viene a ser una microcadena de alta fidelidad exclusivamente enfocada a gestionar archivos digitales, de ahí que no incorpore sintonizador de radio FM o lector de CD. La microcadena es más compacta, como te explicamos más arriba y esto determina que estos aparatos de sonido sean un poco menos potentes y sean ideales para espacios pequeños donde necesites un volumen menos alto. Además de poder manejarlo con el mando a distancia que Marantz incluye dentro del embalaje, podremos controlar todas sus funciones de manera mucho más visual y atractiva por medio de la App que la marca ha desarrollado para usuarios de teléfonos y tabletas Apple o Android. En cuanto a las microcadenas, de tamaño evidentemente superior, son más potentes y menos compactas. La conexión con el WIFI de nuestra vivienda o despacho se simplifica con la función WiFi Setup y WiFi sharing. También será posible conectar la cadena directamente al router por medio de cable ethernet, punto que recomendamos siempre que sea posible.

Mejores precios en la red de Microcadena Segunda Mano

Cuando ojees la ficha de producto de una minicadena en nuestra página o en cualquier otra debes tener clara una cosa, donde vas colocar tu nueva joya musical. Si la habitación que quieres llenar de los ritmos más bailongos o de la quinta sinfonía de Beethoven es de 9 a 12 metros cuadrados entonces 20 o 30W son suficientes. Lo ideal es que uno de ellos sean tweeter para los tonos altos y otro woofer para los graves y medios. Para los más clásicos siempre podéis contar con el lector de CD, con la radio FM y con los nostálgicos casetes.