Tarjeta De Video Gtx 1050


Cargar Mas

Todavía con el halo de exclusividad de las GTX 1080 y la gama más alta de las nuevas gráficas Pascal de Nvidia, llega al mercado la solución de gráfica dedicada más sencilla y asequible de la serie 10: la Nvidia GeForce GTX 1050. En nuestra prueba ha demostrado ser más que suficiente para el calor que esta gráfica genera al máximo rendimiento. Además, con un TDP bastante bajo, no requiere de alimentación extra, por lo que no cuenta con esa posibilidad y colocarla es cuestión de pincharla y listo.

Lo mejor de Tarjeta De Video Gtx 1050

Un poco por encima en precio está la GTX 1050 Ti, que añade básicamente el doble de memoria GDDR5 hasta alcanzar los 4 GB y modifica algo tanto la frecuencia base como la máxima que puede alcanzar. Ese modelo costaría ahora mismo menos de 250 euros, mientras que la nueva GTX 1050 se puede conseguir por menos de 150 euros. Es una solución puntual que podemos aprovechar para sacar algunos fps más en determinados juegos en que creamos que la solución GTX 1050 debería darnos más. Las mediciones de fps que indicamos son las medias realizadas tras 5 sesiones de 10 minutos de juego con cada título. Si tu inversión en la placa base quieres que sea para más de 1-2 años, deberías mirar sin duda por encima de esta GTX 1050. Podemos ver una importante diferencia de cuando AMD lanzó su RX 460, pues ésta fue anunciada como una gráfica también de gama de entrada pero orientada a los títulos eSports más que para todo tipo de juegos.

Lo mejor de Tarjeta De Video Gtx 1050

Uno de sus muchos atractivos es que, al menos en la tabla que nos presenta NVIDIA (pues luego los ensambladores pueden cambiar esto) no necesita conector PCI-Express de la fuente de alimentación para funcionar, igual que la RX 460 de AMD. Son básicamente los mismos que empleamos al analizar la GTX 1060 y todas las demás desde que cambiamos de banco de pruebas. Si al final el incremento de rendimiento es superior, tendremos no obstante una mejor eficiencia energética. Teniendo en cuenta que el modelo superior, la RX 470, cuesta 219 euros en su modelo más barato y el inferior, la RX 460, cuesta 125 euros en el mismo caso, estamos ante una gráfica que a buen seguro la va a crear algún que otro quebradero de cabeza a AMD y la obligará a rebajar los precios si quiere llevarse el gato al agua. Sin duda el contar con 4 GB de memoria es una ventaja importante frente a un rival que se conforma con 2 GB que ya se ven bastante limitados a 1080p. La Radeon RX 560 en su versión de 4 GB tiene un precio aproximado de 139 euros mientras que la GeForce GTX 1050 solo existe en versión de 2 GB y cuesta también 139 euros aproximadamente.