Xiaomi Redmi K30


Cargar Mas

Para los selfies quedan destinados los 20 MP de la cámara frontal retráctil con desenfoque selectivo o bokeh, posible gracias a la Inteligencia Artificial. Un terminal que viene a reemplazar al Redmi K20 Pro lanzado en junio de 2019… Se trata del nuevo Xiaomi Redmi K30 Pro, un móvil muy esperado, sorprendente, atractivo y de de alto nivel.2 con un campo de visión de 123 grados; un teleobjetivo macro de 5 megapíxeles; y un sensor de profundidad de 2 megapíxeles.

La mejor oferta de Xiaomi Redmi K30

Esta decisión consigue que el terminal tenga un frontal totalmente libre, si a eso le sumamos unos marcos ligeramente más delgados que su predecesor, nos encontraos con un diseño más que agradable a la vista. El panel es LCD, por lo cual se pierde el sensor de huellas embebido de la generación anterior, quedando este sensor embebido en el botón de desbloqueo lateral. Aproximadamente medio año más tarde la serie se renueva en el nuevo Redmi K30 disponible en dos versiones: con y sin 5G. En este caso hablamos de un Snapdragon 730G fabricado en 8 nm y que cuenta con 8 núcleos divididos en 8 Kryo 470 funcionando a 2. Cuando solo han pasado dos meses desde que el Redmi K20 Pro aterrizase en España bajo el nombre Xiaomi Mi 9T Pro, la compañía nos da hoy las primeras pistas del futuro Redmi K30, el próximo modelo de referencia de la submarca de Xiaomi, que llegaría en algún punto de la primera mitad de 2020. El K30 sin problemas puede convivir y competir en el mercado nacional, pero el K30 5G no tiene nicho de mercado sin redes de última generación en el país, aunque las estimaciones dicen que el próximo año llegarán las primeras pruebas comerciales.

La mejor oferta de Xiaomi Redmi K30

Se trata del Snapdragon 865 con su módem 5G SA y NSA y que viene acompañado con la última tecnología en RAM LPDDR5 y almacenamiento UFS 3. Sin embargo, el punto donde se distingue el smartphone de sus hermanos de gama es en una tasa de refresco de 120 Hz que tiene una respuesta táctil de 240 Hz. Lo más destacado es que, gracias a este sensor  podemos grabar videos en 8K con un móvil de precio inferior a los 300 euros en China.